Screenshot 2725

Sexo virtual: un futuro de ciencia ficción, robots y porno

in HOT

¿Cual es el el futuro del sexo? Sexo virtual: un futuro de ciencia ficción, robots y porno…

Uno de los grandes del cómic de ciencia ficción, cuyas historias aparecieron publicadas en España en 1984 y en la edición local de Metal Hurlant, siempre tuvo en mente el sexo. En entornos futuristas, situaciones postapocalípticas, siempre se han planteado problemas de carácter distópico pero sexual.

Paul Gillon desentrañó el mito a principios de la década de 1980 en La Superviviente, apareciendo en la Zona 84. Su hipótesis era que en un planeta donde todos los humanos morían, los robots continuaban funcionando normalmente y realizando sus tareas rutinarias, lo que incluía sexo, relaciones eróticas y hasta incestos pues podríamos decir que todos esos seres son hijos de los mismos padres: los humanos…

Así como había cómics en ese momento, la ciencia ficción pronto dio paso al sexo. La heroína principal se acostó con su robot, Ulyses, y lo que finalmente logró fue que él se comportara tan mal como lo haría un hombre celoso, violento e impulsivo, como un hombre posesivo y controlador. Al final, tienen tanto sexo y tan bueno como el podemos ver en cualquier sección erótica de elreyxxx.com.

Screenshot 2720

En la típica película de alienígenas teniendo sexo con humanas, el resultado absorbe el interior de una mujer antes de que nazca. De nuevo algo similar a Alien, pero más bestia. La historia de La Nueva Venus apareció en el número 64 de 1984 del mismo año. Fue un detective que tuvo que ir a la nave nodriza a buscar a una persona desaparecida para tener, más adelante una buena sesión de lo que podríamos calificar de porno iberico.

Todo lo que se sabía es que varios jóvenes habían desaparecido mientras se dirigían a un barco. A través de la seducción y el espíritu, la anfitriona duerme con los visitantes, y durante el sexo, cuando les baja la guardia, los absorbe y acumula en su «almacén». Una historia corta pero instructiva.

El problema es que Mara se enamora de él y quiere encontrar a su ex Valeria, pero muerta.
«Pero tú me sacrificas a la quimera … y me haces el amor como una maldita mujer con una mezcla de compasión, ternura e ira».

Desde luego no es el relato ni la conversación que tendríamos con una de las eróticas y sexys chicas webcam de la red, pero el futuro es lo que es y, ya en el siguiente episodio, el muy afectado Don Chris se da cuenta de que no ha estado borracho durante mil años y acude a las putas, todo en el contexto de una historia rápida de ciencia ficción.

La conversación no termina bien, como se esperaba, y acaba con la mujer cortándose la cara, para que cuando encuentre a su amado, sepa que lleva la marca de la que se fue de puta. Mientras el protagonista atraviesa el futuro en busca de su amada, ella aparece y desaparece de nuevo, mientras su amante se resucita con un virus maligno para luego encontrar a la esposa de su bailarina en un burdel. El triángulo amoroso se normalizará con el tiempo.

Gender of the Future será muy similar a la película de ciencia ficción… Robots eróticos, novias de «software» y porno virtual.

Ex machina en cada casa, el futuro de nuestro sexo será robotista o no será…

¿Puedo decir «robot»? ¿No se ofenderán? Quizás deba decir persona con humanidad reducida o algo así… Tres de cada diez personas admiten que su pareja se distrajo con su teléfono móvil durante las relaciones sexuales. Pasa el doble de tiempo en la cama interactuando con sus herramientas y apps que con el compañero de colchón. El cinco por ciento incluso admite usar Facebook mientras hacen el amor. Estos son los resultados de una encuesta realizada por Durex hace unos meses sobre los hábitos sexuales de los británicos y el impacto de las nuevas tecnologías.

Ya se están aplicando innovaciones tecnológicas a los juguetes sexuales. Si nos quedamos anclados cuando pensamos en ellos, en esos consoladores de plástico fluorescente, es que no sabemos lo que ya existe hoy. El futuro será, como se les llama, un teledild. Los vibradores, ya se controlan a distancia.

Screenshot 2721

Si tu pareja está en Boston, y tú en California, puedes jugar con ella y activar el dispositivo, así como su intensidad, por teléfono. Y digo yo, si podemos hacer algo tan complejo como el sexo, a distancia y por control remoto ¿Por qué aún no nos dejan prescindir de algo tan nocivo como los políticos, políticas y polítiques?

En un futuro cercano, veremos más productos relacionados con nuevas aplicaciones y también cómo están más representados en los principales medios.

DESAYUNO CON ROBOTS

Será normal tener sexo con robots. Lo dice David Levy, un tío que es experto en inteligencia artificial, y que ha escrito un libro, Love and Sex with Robots. Como explicó recientemente Laura Berman de la Northwestern University en un artículo de The Wall Street Journal, «podremos diseñar nuestro amante perfecto con la voz que queramos y la inteligencia artificial necesaria para susurrarnos al oído en el momento adecuado».

Lo hemos visto en películas antes. Probablemente una de las escenas más famosas sea Sylvester Stallone y Sandra Bullock en Demolition Man. Cara a cara, follando pero sin tocar. Eso, ciencia ficción… Será para traer aún más sexo a nuestro cerebro. Los avances en neurobiología nos permitirán estimular directamente nuestro cerebro independientemente del contacto físico.

Sexo virtual: un futuro de ciencia ficción, robots y porno
Sexo virtual: un futuro de ciencia ficción, robots y porno

¿UNA NOVIA VIRTUAL?

Sí, el cine ya nos lo ha mostrado. El último ejemplo que mejor ilustra el futuro una novia lejana, virtual que nos da lo que supuestamente necesitamos. Estará allí si queremos, no se quejará, no nos insultará, no nos acusará de todo, no dirá que le duele la cabeza. Y si nos quejamos, nos escuchará y no se enojará.

Y VIAGRAS PARA MUJERES

Hay una docena de medicamentos en el mercado para el tratamiento de la disfunción eréctil. La industria farmacéutica se ha involucrado en el sexo, y en esto, ellas llevan las de perder porque hasta ahora la industria solo se ha enfocado en ayudarnos a los hombres. Y tampoco es justo…

REDES SOCIALES PORNO

A Facebook y Twitter no les gustan los pezones. No saben lo que se pierden… Si además no nos atrevemos a compartir los detalles más personales e íntimos, por qué no hacerlo en una red social que sea exclusivamente de sexo o porno. El objetivo es aprovechar la interacción remota que nos ofrecerán las nuevas tecnologías. Por cierto, no viene al caso pero J Balvin actúa en Florida.

PORNO, CON UN TOQUE DE REALIDAD VIRTUAL, CONFITADO CON SALSA DE ALMEJAS…

Está empezando a ser una realidad. La pornografía clásica es una industria que se queda atrás, y no es una simple broma lo de por detrás. Sin embargo, las nuevas tecnologías ofrecen alternativas que ya se están utilizando. Las empresas de pornografía están perdiendo dinero por contenido gratuito de Internet. Por eso están intentando lanzar nuevos productos que involucren más fantasías y que puedan utilizar alternativas al sexo virtual.

LA MODA SE CORRE

Hasta ahora he hablado de la industria del sexo, o de algo parecido, pero se podría pensar en la pornografía o la prostitución. Tanto el progreso de las sociedades occidentales como la tecnología están ayudando a cambiar el modelo de relaciones sexuales. Habrá más productos de bajo costo de China, las regulaciones y los requisitos aumentarán, y las grandes marcas multinacionales ingresarán al mercado.

¿TRUCO O SEXO?

Sí, haremos el amor a distancia, utilizando un mando también a distancia, con sensores, cambiando la estimulación de nuestros órganos inferiores a superiores, el que manda, el que decide todo, el cerebro. Compartiremos nuestras sugerencias sexuales a través de las redes sociales.

Screenshot 2723

O puede que optemos por no participar porque tendremos una novia virtual de la que estaremos tan enamorados que no necesitaremos más, o un robot como amante capaz de decir cumplidos en nuestros oídos mientras nos dormimos.

¿Quiere esto decir que el sexo, sucio, primitivo, con dos cuerpos desnudos y juntos, será historia? ¿Se convertirá en algo vintage?

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com