HISTORIAS HOT: El Trío de Sía, Jordi y Regina en Barcelona

HISTORIAS HOT: El Trío de Sía, Jordi y Regina en Barcelona

HISTORIAS-HOT-El-Trío-de-Sía-Jordi-y-Regina-en-Barcelona4 HISTORIAS HOT: El Trío de Sía, Jordi y Regina en Barcelona

UN TRÍO EN BARCELONA

Este es el relato de Sía, que nos cuenta como disfrutó de un trío junto con su marido y otra chica en Barcelona.

HISTORIAS HOT: El Trío de Sía, Jordi y Regina en Barcelona

Jordi y yo estábamos bastante aburridos un sábado por la tarde en Barcelona. No sabíamos que hacer, para entretenernos. No había ya nada que hacer en la casa y en la tele era todo una verdadera basurilla. Navegábamos por la red, cada uno con su portátil, pero también nos cansaba la historia. Y no era buen plan pasarse todo el fin de semana así.

Empezamos a ver ver vídeos. Algunos de frikis haciendo verdaderas tontadas. Nos reíamos un rato pero, seguíamos aburridos. Poco nos imaginábamos que terminaríamos haciendo un trío con otra chica. Vídeo tras vídeo empezamos a dar clic a algunos de cierto contenido adulto y erótico. El tema de los tríos y los swingers empezó a aparecer en la barra de vídeos recomendados. Y nos picó la curiosidad.

HISTORIAS HOT: La chica de La Suite BCN

Al poco tiempo estaban ya muy cardíacos. Cuando llegó un vídeo de un trío de dos chicas y un chico en La Suite BCN estábamos ya más calientes que el cenicero de un Bingo. Jordi empezó a besarme por el cuello y al poco ya estaba enredado en zonas más íntimas. Todo estaba resultando ser de lo más estimulante. Y tuve el primer clímax. Me arrodillé y le practiqué una fenomenal mamada. La tenía bien dura, hacía tiempo que no la sentía así. Terminamos masturbándonos mutuamente mientras mirábamos los vídeos.

HISTORIAS-HOT-El-Trío-de-Sía-Jordi-y-Regina-en-Barcelona3 HISTORIAS HOT: El Trío de Sía, Jordi y Regina en Barcelona

Cuando terminamos, me atreví a comentarle a Jordi que quizás no estaría mal probar un trío, de verdad. Pensé que me iba a poner pegas o a mirarme raro, pero estuvo encantado con la idea. Solo puso una condición. Que fuese con otra chica. Y además, mi sorpresa fue que me dijo que creía tener a la candidata. Se trataba de una chica que conocía y que trabajaba en una conocida agencia de escorts en Barcelona.

HISTORIAS HOT: ¿Dónde la había conocido?

No me quiso decir dónde ni cuando la había conocido. Solo que fueron compañeros de trabajo en algún momento. Ella está divorciada pero tal vez lo de los tríos no sea lo que ella desea -me dijo- será cuestión de preguntarle.

HISTORIAS-HOT-El-Trío-de-Sía-Jordi-y-Regina-en-Barcelona2 HISTORIAS HOT: El Trío de Sía, Jordi y Regina en BarcelonaLa buscó en el whatssApp. Tampoco me dijo por qué la tenía en el WhatsApp si solo era una antigua compañera de trabajo. Me imaginé cosas, pero estaba tan caliente que ni me importó. Se llamaba Regina y le dijo que estaba solo en casa. La idea era que cuando ella estuviera en casa, de repente apareciese yo con la excusa de que se había anulado mi reunión de empresa.

HISTORIAS HOT: Entrando en materia

Jordi se puso con ello, la llamó y aceptó. En pocos minutos ya estaba en casa. Me fui a la calle para regresar más tarde. Y pillarlos “in infraganti”. Antes pude ver su foto en el whatsapp, y realmente era preciosa. No sabía si ceder a los celos a la calentura que tenía pensando en compartirla con Jordi. Era una rubia muy atractiva y con un cuerpo de escándalo, delgadita pero con unos pechos firmes aunque no demasiado grandes. Por lo visto era bastante sumisa, según me contaba Jordi.

Después de un buen rato tomando un café en el bar de la esquina, decidí subir a casa. Cuando abrí la puerta no se oía nada. Pero cuando llegué al salón ya estaba Jordi dándole por detrás. Me quedé minutos contemplando el espectáculo y, para mi sorpresa, ellos solo mostraron una mínima sorpresa inicial. La de Jordi fingida, claro, la de ella, real pero seguramente acostumbrada a este tipo de cosas, no le dio demasiada importancia. Intenté mostrar un poco de enfado, pero enseguida me apunté al juego. No podía más de lo caliente que estaba. El morbo era tanto que me podía y nada cabía en ese momento en mi cabeza. En otras partes del cuerpo sí.

HISTORIAS-HOT-El-Trío-de-Sía-Jordi-y-Regina-en-Barcelona HISTORIAS HOT: El Trío de Sía, Jordi y Regina en BarcelonaHISTORIAS HOT: Jorge fingió bien.

Ella no puso ninguna resistencia. Se dejó llevar y empezó a disfrutar tanto de mi cuerpo como el de Jordi. Iba de él a mi dándonos placer de forma desbocada. Se notaba que también lo estaba disfrutando. Me arrimé a su oído y le dije ”Cómo me pones guapa, ¿te gusta mi chico, verdad? pues tienes mi permiso para hacer con él lo que quieras, y después conmigo también”.

En ese punto Jordi empezó a penetrarla mucho más a fondo y con más fuerza. Y yo busqué uno de esos látigos que venden en los sex shops y comencé a darle algunos latigazos en su culo. ¡La chica era tan sensual! En un momento, ya estaba diciéndonos que no paráramos y que era nuestra putita sumisa. Era demasiado ¡la que habíamos liado sin apenas pensarlo! Pero confieso que nunca había disfrutado tanto del sexo junto a mi marido.

HISTORIAS HOT: El final ¿Y ahora que?

Jordi llegado un momento eyaculó dentro de ella, con los jadeos y espasmos de que suele hacer gala. Era la primera vez que lo veía así pero dentro de otra. Me excitó tanto que yo también me “vine”. Habíamos hecho nuestro primer trío. Y ahora ya sabía que no iba a ser el último. ¿Me dejará Jordi que el próximo sea con un chico?

NOTA: Si quieres contarnos tus historias y relatos más sensuales, háznoslos llegar y los publicaremos.

TRABAJAR DESDE CASA POR UN TELÉFONO ERÓTICO

TRABAJAR DESDE CASA POR UN TELÉFONO ERÓTICO

TRABAJAR-DESDE-CASA-POR-UN-TELÉFONO-ERÓTICO5 TRABAJAR DESDE CASA POR UN TELÉFONO ERÓTICO

TRABAJAR DESDE CASA POR UN TELÉFONO ERÓTICO

¿Trabajar desde casa con las líneas eróticas?

No es una labor muy compleja y puede hacerse con comodidad desde casa, sin precisar ir todos y cada uno de los días al centro de atención de llamadas. Para trabajar de esta manera hay múltiples opciones.

Las líneas eróticas permiten trabajar desde casa en  teléfonos eróticos y para comenzar solo hay que buscar en internet empresas que facilitan la línea y entrar a trabajar con ellos como cooperadora. Es así de fácil. En estos casos se gana conforme a la cantidad de minutos que se dedique a los clientes. En estos tiempos hay muchas empresas en la red que facilitan esta línea, solo hay que cotejar y ver cuál ofrece más dinero y con cuál se puede ganar más.

TRABAJAR-DESDE-CASA-POR-UN-TELÉFONO-ERÓTICO4 TRABAJAR DESDE CASA POR UN TELÉFONO ERÓTICOConsejos

sexo telefónico

Establecer horarios específicos para trabajar. Para que el trabajo no interfiera con la vida privada. Tener una habitación o bien sitio privado para atender las llamadas. Un lugar privado y cómodo. Evitar sitios en los que puedan interrumpirnos. Recuerda que trabajas. Dedícale su tiempo y gana un buen dinero, sin vivir pegada o pegado al teléfono. Un teléfono erótico no es como un comercio normal, no vale poner a absolutamente nadie en espera.

¿Por qué los teléfonos eróticos aún existen en la era de Internet? 

Pese a Internet siguen siendo muy populares las líneas telefónicas para adultos mejor conocidas por el nombre de líneas directas. Internet es tan “frío”, que en las líneas directas hay por lo menos una relación de voz con otra persona. Lo confirman muchos psicólogos que afirman que las personas que utilizan estas líneas telefónicas son las únicas que no procuran el placer puramente sexual, sino más bien una persona que les escuche al otro lado. Una suerte de compañía, prácticamente tal y como si al otro lado del teléfono hubiese un amigo.

TRABAJAR-DESDE-CASA-POR-UN-TELÉFONO-ERÓTICO3 TRABAJAR DESDE CASA POR UN TELÉFONO ERÓTICOEsta es quizá la razón primordial. Poco a poco y más frecuentemente la persona que responde cae en la realidad del teléfono y se transforma en un cómplice al que uno o una puede contar las historias de su vida diaria.

Otra razón para el éxito de estas líneas telefónicas es  la minoración de la modestia. En especial los hombres casados, tratan de llamar a una persona ajena para dar brida suelta a sus fantasías ocultas más sensuales , cosas que jamás tendrían el coraje de preguntarle a su pareja.

Las líneas más triunfantes son las de sadomaso. A las personas que les agrada este género tienen temor de solicitarle a la pareja las cosas que les gustan. Mediante las líneas calientes encuentran plena libertad como solo puede ser por teléfono. El objetivo es practicar, por lo menos por teléfono, lo que no tienen valor para hacer con su pareja.

El caso y ejemplo de Virginia

Ella sale a cenar con sus amigos. Toman unas cañas y unos mojitos por el distrito de Gang City. A la una, vuelven a casa de Virginia, todos… y se despliegan por el salón, se abren unas latas de cerveza. Mientras que la teleoperadora marca un número novecientos en su teléfono fijo, y una máquina, desde algún sitio recóndito, le devuelve la llamada. Se oye una voz impersonal: “Ya está conectada”. Desde ese instante, y hasta las 6 de la mañana, el teléfono suena y suena.

Los amigos que juegan, mientras, al Scattergories, y deciden agregar 2 casillas nuevas: sinónimos de pene y de vagina, que después Virginia deberá emplear en sus conversaciones. ¿Y me comerías el shisi?, “lapicero” no es aceptada, y “zambomba” si. Refiriéndose a los genitales de su interlocutor.

Virginia representa su mejor papel: “Hola, ¿qué tal?

Bien, mas podría estar mejor

Hace mucho calor, ¿no? ¿Y ? ¿Te estabas masturbando?”.

¿Deseas escucharlo?

Y empieza a lanzar gemidos. Mas mira a sus amigos y se ríe involuntariamente. Enseguida reacciona: “¿Me darás duro?

Una de cal y otra de arena. Tiene un punto friki bastante fuerte, afirma Virginia. En el sexo telefónico no hay barreras. Los tabúes se difuminan. La mayor parte de llamadas, cuenta Virginia, se cortan a los 2 o bien 3 minutos. Este mes recibió seiscientas quince llamadas.

HISTORIAS HOT: Perla y su noche de bodas especial

HISTORIAS HOT: Perla y su noche de bodas especial

HISTORIAS-HOT-Perla-y-su-noche-de-bodas-especial5 HISTORIAS HOT: Perla y su noche de bodas especialHISTORIAS HOT: Perla y su noche de bodas especial

Este es el Relato de Perla, su marido y un invitado negro el día de su boda.

Lo que ocurrió el día de la boda no se puede adivinar de las fotos de aquél día. Pero es lo más morboso que a mi marido y a mi nos ha ocurrido hasta el día de hoy. Y mira que tenemos aventurillas sexuales que contar. Fue en Barcelona, hace ya unos años. El día de mi boda me sentía tan bella, sexy y hermosa, que estaba que lo tiraba. Pero no era la única que había dado cuenta de ello. Aquél invitado, moreno, negro, amigo de mi marido, no paró de mirarme en toda la noche, hasta que consiguió el premio.

Lo mejor de todo es que fue mi propio marido quien me animó a hacerlo. Y pareció disfrutarlo tanto como yo. Aquella experiencia sexual marcó nuestra sexualidad para siempre y desde entonces solemos ser asiduos, los dos, de locales y servicios de escorts en Barcelona como Perla Negra BCN.

HISTORIAS-HOT-Perla-y-su-noche-de-bodas-especial4 HISTORIAS HOT: Perla y su noche de bodas especialHISTORIAS HOT: Mensajes en las miradas

Tras una noche larga de miradas que contenían mensajes de mucho vicio, llegó el momento de los bailes y allí ya empecé a coquetear con el. Aunque no hacía falta. Sabía perfectamente lo que él quería. Y lo que deseaba yo. Solo faltaba que llegara mi recién estrenado marido y se apuntara, para que la noche de bodas terminara como el rosario de la aurora, pero bien. ¡Genial!

Ya con unos tragos y unos cuantos bailes le di al chico “de color” el número de nuestra habitación. Y solo faltaría que subiera un poco después de que lo hiciéramos nosotros. Con discreción. Mi marido llegó el primero. Para no perderse ni un detalle de tan morboso encuentro. Tuve que decirle al moreno que mi marido solo miraría. tal era su excitación (la de mi esposo) que creo que por un momento el chico pensó que también querría algo con el. Y era obvio que no le gustaba la posibilidad.

HISTORIAS-HOT-Perla-y-su-noche-de-bodas-especial3 HISTORIAS HOT: Perla y su noche de bodas especialHISTORIAS HOT: Un minivestido y sin bragas

Cuando llegó a la habitación yo ya me había cambiado. Lucía un minivestido y debajo no llevaba absolutamente nada. Ni bragas, ni otra cosa. Poco duró. Le dije “si adivinas si llevo bragas o no te dejo quitarme el vestido”. Y fue entonces cuando me agarró fuerte del minitrapo tirando de él hacia arriba no antes de decirme “claro que no llevas bragas, guarra”.

Aquello me dejó como en las nubes. Flotaba y solo sentía mi sexo deseando ser penetrado. Aquél tórax fuerte y duro iba a ser mío. Mi marido se acercó también y comenzó a besarme. En un momento estábamos los tres completamente desnudos. La sucesión de caricias, manos entrando y saliendo de los distintos agujeros, y jadeos, no parecían tener fin.

HISTORIAS-HOT-Perla-y-su-noche-de-bodas-especial2 HISTORIAS HOT: Perla y su noche de bodas especialHISTORIAS HOT: ¿Y si no paro de decir tontadas?

Mis manos fueron bajando instintivamente hasta su pene, duro, muy duro. Era enorme. No se por que en aquel momento besé apasionadamente a mi marido. Quizás en agradecimiento por ser tan comprensivo. Pero estaba deseando ser penetrada con fuerza por el dueño de aquél aparato. Unas cuantas caricias más no sobraban. Un beso más a mi marido y en un momento dado este me giró hacia su amigo, enseñándome completamente desnuda, mojada, excitadísima e indefensa. ¿Que me vas a hacer? dije, como una tonta. Aún a sabiendas de lo que me esperaba.

Aún tuve tiempo de decir una tontada más a mi marido ¿Cariño, estás seguro de lo que vamos a hacer? Mira, que si no quieres no seguimos…

¡Si me llega a decir que no hoy estoy en la cárcel!

Y por si fuera poco, el chico moreno va y me dice -ya no hay vuelta atrás, ahora vas a probar lo mío, date la vuelta-. Me tiró en la cama cabeza abajo, me abrió las piernas un poco bruscamente y me penetró con cierta violencia.

HISTORIAS-HOT-Perla-y-su-noche-de-bodas-especial HISTORIAS HOT: Perla y su noche de bodas especialHISTORIAS HOT: El resto fue un contínuo de posturas, jadeos, intercambio de cuerpos…

La tuve dentro, en mi mano, y en mi boca. Una de las veces me miré al espejo y no me reconocí. Más parecía una pantalla plana que un espejo. Todos nos vinimos varias veces. Hasta lo hicimos en la ducha, en la alfombra, y de pie.

Tras un montón de horas de sexo bestial, una camarera llamó a la puerta. Pensé que se apuntaría a la fiesta, pues desde la puerta tuvo que verlo todo. Mi marido no se cortó de abrir la puerta en bolas. Pero ella pareció entender que debía regresar más tarde. Me hubiera dado igual. También se habría llevado su merecido. Lo mismo que yo, aquella noche de mi boda.

BUSCANDO UNA KINESIOLOGA EN LIMA

BUSCANDO UNA KINESIOLOGA EN LIMA

BUSCANDO-UNA-KINESIOLOGA-EN-LIMA BUSCANDO UNA KINESIOLOGA EN LIMABUSCANDO UNA KINESIOLOGA EN LIMA – Cuando era un adolescente vio por vez primera Lo que el viento se llevó. Y se enamoró de los ojos de Scarlett O’Hara. Deseaba imitar al capitán Rhett Butler. Imaginaba frecuentar ese burdel donde él iba. Creyó encontrar algo parecido en Miraflores. En donde cada hotel, cada bar, cada disco, cobija una población de féminas aguardando al extranjero.

DE PROFESION KINESIOLOGAS

Etsuko es de origen nipón. Es su apodo como una de las kinesiologas de Miraflores. Es una scort vip. En su suntuoso apartamento, decorado con gusto, a su gusto, recibe a empresarios extranjeros y otros clientes. Pero también hace salidas a hoteles. Empezó como por necesidad y aprovechando su juventud y belleza. Ella ofrece pasión, deseo, excitación, Así es la prostitución. Empezó en la calle pues por problemas familiares tuvo que irse de su casa. Una amiga de la universidad la tuvo que cobijar durante algún tiempo.

Se conoce como kinesiologas a las prostitutas en Lima y el distrito de Miraflores, que es uno de los vip de la urbe. En Kinesiologas Miraflores encontramos a muchas de ellas anunciadas y exponiendo sus servicios.

BUSCANDO UNA KINESIOLOGA EN LIMA, EN QUE ZONA

Hay que decir que la prostitución no está solo en las calles. Y también que las prostitutas no venden su cuerpo, sino que ofrecen un servicio.

Llegada una hora de la tarde dos amigos llaman a las kinesiologas que han visto en una de las webs en donde se anuncian. Le preguntan a varias de ellas si hacen tríos y una de ellas les dice que si. Tríos con una amiguita. Atendía en plaza Lima Norte. Reservaron sitio, pero se quedó solo uno de ellos. Solo en este mundo del sexo. Con unos tragos encima, hacia plaza Lima Norte. Estaba tan excitado que solo pensaba en llegar al hotel.

A los quince minutos llego la chica de Elpornoperuano.com. Delgada y con un buen culo, y unas tetas bien puestas. La otra, muy parecida. Solo que una rubia y otra morena. Eran universitarias y de provincia y se trasladaban a Lima, solo para ejercer su oficio, cuando les hacía falta algo de dinero. Cumplió una fantasía que de otra forma le hubiera sido imposible, pues el protagonista de este micro-relato estaba casado con una mujer que no practicaba sexo… nunca.

En la Ciudad de México están a las puertas de aprobar lo que será la primera Constitución de la Ciudad federal. El texto final de la Carta Magna es toda una revolución y un ejemplo de progresismo. De aprobarse la Constitución del antaño Distrito Federal daría derechos y reconocimiento a las prostitutas.

BUSCANDO-UNA-KINESIOLOGA-EN-LIMA2 BUSCANDO UNA KINESIOLOGA EN LIMAHernán Migoya escribió una vez un libro que dio más que hablar de lo que el autor hubiese querido. Escribió “Todas putas”. Puede que más de una vez se haya arrepentido de haberlo titulado de esta forma. Él mismo se reconoce en un ingenuo que fue víctima de la gente más hipócrita de España. No respondió a los ataques, pero tras unos años luchando decidió irse a vivir a Lima.

En Perú conocen el “escándalo”, el libro se ha reeditado y es una obra de culto en su género. La mayor parte de su público son lectoras, la mayoría de ellas jóvenes. Allí no existe tanta hipocresía disfrazada de feminismo como sí la hay en España. En Perú se ríen mucho de esto, les hace mucha gracia la historia. Nadie le mira mal ni le recrimina nada. Lleva la vida que no pudo en Barcelona. En privado, muchos escritores le apoyaban, pero no se atrevían a hacerlo en público. Y es que en España, el discurso políticamente correcto se ha tornado en dogma oficial y ¡hay de quien ose saltárselo o contradecirlo!

Pin It on Pinterest