princesa carlota: sus fotos de princesas

in PORTADA/PRINCESS 74 views
Tras todo el glamour que envuelve al Principado de Mónaco, sus princesas han debido padecer en primera persona el desamor y el desengaño más de una vez. No obstante, lo que pocos saben es que una de ellas, la madre de Carlota, fue una de las primeras ‘princesas díscolas’ que contó en su currículo cariñoso con un romance con un oficial nacionalsocialista, 3 maridos y 3 hijos ilícitos. La primogénita de los Príncipes Rainiero y Grace de Mónaco se caracterizó desde pequeñísima por una actitud muy rebelde que se iría acrecentando con el paso del tiempo. En verdad, a los diecisiete años sus progenitores deciden mandarla a estudiar a París en un intento por supervisarla. 
Lejos de sentar cabeza, los dos prosiguieron con sus vidas disolutas y por último hicieron oficial su ruptura el diez de agosto de mil novecientos ochenta, apenas un par de años tras su boda. Mientras, la Princesa Carolina prosiguió aprovechando su juventud al límite y a lo largo de los años siguientes se la relacionó con Roberto Rossellini y con el tenista argentino Guillermo Vilas.

princesa carlota: sus fotos de princesas

Ella supuso en su momento el relevo en la familia Grimaldi. Las generaciones de esta familia Real de Mónaco luchaban con ganas por relegar a tito Alberto II y a las princesas Carolina y Estefanía. Ellas permanecían año tras año en una ardua y difícil  labor de mantener toda la sofisticación y el glamour que sostiene el entramado económico de este pequeño país.
Si tomamos como base y ejemplo las citas tradicionales y del todo solemnes como el Baile de la Rosa, nos encontramos con unas princesas que han llegado a asumir la difícil responsabilidad de ser las anfitrionas «en solitario». En cuanto a estilo y belleza, es la princesa Carlota la que mejor promociona a la familia Grimaldi.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario