RELATOS-CALIENTES-DE-PUTAS-Y-SEXO-EN-SANTIAGO-DE-CHILE8 RELATOS CALIENTES DE PUTAS Y SEXO EN SANTIAGO DE CHILERELATOS CALIENTES DE PUTAS Y SEXO EN SANTIAGO DE CHILE – Lleva meses como chófer de Uber y ha visto de todo. Y le ha tocado vivir múltiples cosas en este corto tiempo trasladando personas. Una noche tuvo la experiencia más alucinante. Se lo contó un cliente y aseguró que era su vida sexual en los últimos tiempos. ¿Por que no creerle?

Resulta que los miembros de una sociedad se reúnen cada cierto tiempo en diferentes partes del planeta. La última vez en Santiago. Otras veces en una isla del Mediterráneo, propiedad de un pudiente varón y su mujer. La desvergonzada Kim. En estas reuniones se efectúan encarnizados enfrentamientos únicamente entre mujeres, con resultados generalmente fatales, aparte de otras actividades afines, con sexo y también vileza…

Eran minutos ya antes de la medianoche, el sitio, un club nocturno del “downtown” en las cercanías del puerto de la ciudad de Miami, en Florida, lugar desde el que se podía escuchar el sonido propio de las sirenas. A esas horas, alarmas de persecuciones, y otras de automóviles de urgencia que transitan por las avenidas. La habitual discordancia sonora que habitúan oír los habitantes de las grandes urbes en las zonas de agitada vida nocturna a altas horas de la noche.

Los paisanos del local ya ocupan los espacios de las primeras localizaciones, que evidentemente eran las más próximas al escenario. Un público de entusiastas a los espectáculos de nudistas y similares, en donde pueden manifestarse mientras que se echan un trago o charlando animadamente…

RELATOS-CALIENTES-DE-PUTAS-Y-SEXO-EN-SANTIAGO-DE-CHILE7 RELATOS CALIENTES DE PUTAS Y SEXO EN SANTIAGO DE CHILERELATOS CALIENTES DE PUTAS Y SEXO EN SANTIAGO DE CHILE

Historias reales de polvos calientes en lugares donde nos pueden ver

Francisca cuenta que estaba con su pareja en el conocido mall capitalino, donde se quedaron haciendo compras hasta tarde. “Pasamos a comer algo y tomamos vino… mucho. Cuando fuimos al estacionamiento nos íbamos besuqueando. No quedaban prácticamente ya autos, mas estaba todo alumbrado. Nos subimos a la camioneta y acabamos haciendo el amor como animales en celo. ¡Súper calientes! Y además de esto con el temor a ser vistos…

Que levante la mano quién no ha tenido sexo en uno de estos lugares o de estas formas. Bueno, yo en la isla, la verdad es que no. Pero en un baño, un estacionamiento o bien en la casa de la suegra. Puesto si.

En casa de la suegra

“Llevábamos tres años de novieteo y ya era de confianza”, cuenta la mujer. El nivel de confianza era tal que su suegra no les incordiaba si estaban en la habitación del chico con la puerta cerrada. Un día salían de la piscina y se fueron a la habitación. Ya habían hecho el precalentamiento en el agua… conque entraron y sin vergüenza, hicieron el amor con toda la familia dando vueltas por ahí. Claro que lo hicieron calladito… aún recuerdan el susto cuando sentían los pasos cerca de la puerta.

RELATOS-CALIENTES-DE-PUTAS-Y-SEXO-EN-SANTIAGO-DE-CHILE6 RELATOS CALIENTES DE PUTAS Y SEXO EN SANTIAGO DE CHILEEn las rocas

La protagonista lleva por nombre Andrea y cuenta que fue en verano. Fueron con unas amigas al Jamaica-Jamaica a danzar y conocieron a unos argentinos guapos. Después de tomar y danzar y cantar mucho, empezaron a “atracar” y la cosa empezó a subir de tono. Y se fueron para las rocas que están al frente. Entre lo romántico que era estar al lado del mar y la luna, las cosas se fueron dando y dando y acabaron follando encima de una roca. Imagínate lo duro que era cuando uno estaba encima de la otra. Y más encima moviéndose. Con sus amigas del instituto todavía se parten de risa cuando lo recuerdan. Además de esto que estaban bien expuestas, pues era un conocido mirador y donde pasaba bastante gente.

En el escritorio de su Jefe

Katia narra que el amante eventual era un empleado de la compañía. “Un día subí a su oficina y ahí comenzó todo. Entramos a la oficina de su jefe que era horrible y lo hicimos sobre su escritorio. La oficina era prácticamente toda de vidrio ¡y pasaban los conserjes alumbrando! Fue pura adrenalina. Entonces estaba en el baño y llegó la secretaria que venía de un Happy Hour y tenía llaves… Él debió entretenerla y hacer que entrase a otro baño ni recuerdo con qué patraña. Estuve más de una hora encerrada en un baño de 1×1. Mas valió la pena por el hecho de que fue lo máximo. Nos reímos un año y hasta hoy recuerdo de él por eso…”.

Paula y su historia en un baño

“Nos invitaron a un asado fuera de la ciudad de Santiago. Como nuestro hijo estaba enfermo lo dejamos con mi suegra y partimos solos. Estábamos contenidos y lo único que deseábamos era estar juntos. Conque en la mitad del piscolabis y mientras que se asaba la carne, nos escabullimos al baño de la casa y en las losas tuvimos el sexo más candente de todo nuestro matrimonio. Los amigos se escuchaban en el corredor, pasando para allí y para aquí, y nosotros hasta sudados en el suelo del baño. Inolvidable”.

Más cosas e información sobre putas en Santiago en https://putas.net/chile/santiago/

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!